Cera de soja

Uno de los productos más interesantes y no tan conocidos por algunas personas es la cera de soja. Si sabes poco o nada sobre la utilidad de este magnífico producto, acompáñanos en el siguiente recorrido mientras echamos un vistazo a sus propiedades, beneficios, usos, etc.

Cómo se obtiene la cera de soja

Lo principal que se debe tener para obtener cera de soja son los granos de soja en abundancia. Para comenzar el proceso de la obtención de la cera se debe contar con una prensa de tipo metálica. Hay muchas a la venta y vienen con instrucciones precisas.

Lo primero que se extrae es el aceite, el cual después se convierte en cera. Para ello se emplea una máquina de hidrogenación. La función principal de la máquina es elevar la temperatura lo suficiente para convertir en cera el aceite.

La temperatura a la cual se somete el aceite en el proceso puede ir de los 140 a los 225 °C. Cuando el aceite se encuentra ya hidrogenado, las grasas saturadas que este contiene adquieren la consistencia que se desea.

Propiedades y beneficios

Esta cera se caracteriza por poseer excelentes propiedades, entre las que destacan:

  • Es hidratante, por ello, algunos masajistas la utilizan para dar masajes.
  • Contiene emolientes que proporcionan un excelente cuidado a la piel.
  • No es contaminante.
  • Es perfecta para la elaboración de velas.

Entre los beneficios más destacados de la cera de soja podemos resaltar:

  • Cuando se emplea para velas no contamina el ambiente ni la salud.
  • Las velas son más duraderas.
  • El aroma en el lugar en el cual se colocan las velas queda impregnado por mucho más tiempo, lo cual lo hace ideal para la aromaterapia.
  • Es económica.
  • Puede usarse para la elaboración de cosméticos como cremas y lociones hidratantes para la piel.
  • Al ser hidratante y de consistencia suave se puede emplear para los masajes relajantes y terapéuticos.

Usos de la cera de soja

Debido a que la cera de soja en sus inicios solo era empleada para la fabricación de velas caseras, hoy en día, este es el uso más extendido en todo el mundo.

Sin embargo, se han estudiado sus propiedades y, poco a poco, se ha venido incorporando a los cosméticos consiguiendo buenos resultados. Es muy posible que, en un futuro cercano, la cera de soja se vea mucho más presente en cada vez más productos de belleza.

Cera de soja para cosméticos

Este mercado se ha beneficiado muchísimo de la cera de soja pues es un producto natural con múltiples beneficios y que no causa irritación. La razón principal es porque humecta e hidrata la piel con sus ácidos grasos.

Hoy en día, es posible hallar la cera de soja en cremas corporales perfumadas, lápices labiales, sombras, lápices delineadores de ojos, máscaras, etc. Es un producto que le viene muy bien a las personas que tienen la piel muy delicada y no surte efectos secundarios.

Cera de soja para velas

La cera de soja, como se comentó desde un inicio, es ideal para fabricar velas. Aquellas personas que han decidido prescindir de las clásicas velas de cera derivada del petróleo por considerarlas contaminantes y poco seguras a la salud, han encontrado en la cera de soja un material perfecto para elaborar velas de excelente calidad y a un bajo coste.

Las personas que realizan velas a base de cera de soja siguen un proceso bastante sencillo pues esta se funde con mucha facilidad. De hecho, no es necesario ni siquiera precalentar los moldes y además se adhiere bastante bien.

Es muy compatible con los colores y las fragancias que se le quieran incorporar, por ello, las velas a base de cera de soja pueden ser bastante variadas. También, debido a su bajo punto de fusión, las fragancias pueden dispersarse mucho mejor en el ambiente. El aroma es mucho más duradero que con velas fabricadas con otros tipos de cera. La elaboración de este tipo de velas es un proceso muy simple.

¿Cómo hacer velas con cera de soja?

  • Se ubica el recipiente en el cual se fundirá la cera, es decir, el recipiente de la vela.
  • Se toma la cera y se procede a fundirla hasta que alcance su forma líquida. Se puede hacer en el microondas o en baño de María.
  • La temperatura, generalmente, debe ser de unos 55 °C. No se deben superar estos grados pues, de lo contrario, quedará muy liquida la cera.
  • Hay que revolver con constancia la cera para evitar la formación de pequeñas burbujas.
  • Se busca la mecha y se coloca dentro del recipiente. Este debe estar completamente seco.
  • Se debe sostener la mecha en el fondo con una paleta o un lápiz mientras colocamos un poco de cera, así no se moverá. Se debe esperar que se seque.
  • Se vierte toda la cera en el recipiente.
  • Para aromatizarla no se debe esperar que la cera se enfríe. Se debe colocar cuando aún esté caliente. Sin embargo, no debe superar los 40 °C de temperatura pues la fragancia se perdería.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba