Ácido Hialurónico

La sustancia que recibe el nombre de ácido hialurónico se encuentra presente de forma natural en el organismo humano. Se encuentra vinculado al colágeno y por lo tanto, a la buena salud de la piel y el cabello. Te presentamos en detalle todo lo que necesitas saber sobre los beneficios de este compuesto para tu organismo y cómo obtenerlo de otras fuentes.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Es una sustancia clasificada como glicosaminoglicano y puede ser producida originalmente por los tejidos del organismo humano. La presencia de este ácido es esencial para retener la humedad de la piel y de las células.

Este ácido es susceptible al paso de los años, por ello, a medida que la persona va envejeciendo, su cuerpo disminuye progresivamente su producción y esto causa la aparición de arrugas y la disminución de la lozanía. A partir de los 35 años, el organismo va disminuyendo la producción de esta sustancia y se comienzan a ver los cambios en la piel.

¿Cuáles son las propiedades del ácido hialurónico?

Son muy amplias las propiedades, entre las más destacadas se encuentran:

  • Mantiene la hidratación. Se ha demostrado que este ácido es el responsable de la unión del agua con cada una de las células que se encuentran en la piel. Por ello, facilita la hidratación de la piel capa por capa.
  • Cuenta con acción humectante. Una vez que ha propiciado la hidratación de la piel, se encarga de controlar la humedad, sobre todo, el nivel de humedad ambiental para que esta sea aprovechada por la piel.
  • Fortalece las barreras de la piel. Gracias a la presencia de este ácido se evita la pérdida de humedad puesto que la barrera que conforman los lípidos se ve fortalecida.
  • Mejora la salud de la piel. Debido a que la piel cuenta con un funcionamiento óptimo, esta se vuelve mucho más resistente a agresiones ambientales como las variaciones de temperaturas, sustancias contaminantes, etc.
  • Regenera las células de la piel. La presencia de este ácido puede estimular la regeneración de las células, como consecuencia, la piel luce mucho más tonificada.
  • Aumenta la producción de colágeno.Se sabe que el colágeno se encuentra directamente relacionado con la apariencia juvenil y la disminución de las arrugas y las líneas de expresión. Mientras más de este componente exista, mayor será la producción de colágeno y la piel será más firme.
  • Evita el acné. Debido a que proporciona un equilibrio natural a la humedad de la piel, impide que haya sobreproducción de grasas y aceites que causan espinillas y acné.

¿En qué presentaciones se encuentra el ácido hialurónico?

Como se mencionó al principio, esta sustancia es producida de forma natural por el cuerpo, sin embargo, cuando este ha disminuido su producción, una excelente manera es recurrir a productos destinados a suplir esta ausencia. Puede encontrarse en las siguientes presentaciones:

  • Cremas. Es la presentación más frecuente. Cada vez más marcas lo incorporan en sus productos pues saben lo efectivo que es para mejorar la apariencia. Estas cremas cuentan con una rápida absorción y proporcionan excelentes resultados.
  • Inyecciones. Las inyecciones están indicadas para tratar puntos específicos en los cuales la piel se encuentre con menos firmeza o presente una cantidad importante de arrugas. Se emplea sobre todo en las arrugas que se encuentran alrededor de los ojos, de los labios y de la frente.
  • Pastillas. Es posible también encontrar el ácido hialurónico en pastillas y en comprimidos. Se usa básicamente para prevenir la formación de las arrugas y disminuir aquellas que están comenzando a formarse.
  • Polvos. Esta presentación se encuentra principalmente indicada para las personas de tercera edad que presentan los síntomas propios del envejecimiento, como la degeneración de los cartílagos y las mucosas.

Tratamientos médicos con el ácido hialurónico

Más allá de sus usos cosméticos, esta sustancia es empleada para tratar ciertas afecciones importantes de la salud. Por ejemplo:

  • Tratar enfermedades degenerativas. Se emplea muchísimo en mejorar el cartílago de las rodillas puesto que es muy efectivo para lograr su regeneración y además disminuir el dolor propio de esta zona articular. Para tratar este padecimiento, se realizan infiltraciones de este componente periódicamente.
  • Regenerar las mucosas. Aquellas personas que presenten problemas y degeneración de mucosas como las encías, pueden verse muy beneficiadas de los tratamientos.
  • Tratar la disfunción temporomandibular. Quienes padecen problemas articulares en la mandíbula como la disfunción temporomandibular pueden sanarse de esta condición mediante una intervención quirúrgica en la cual se le incluye. Así pueden recuperar el normal movimiento mandibular.
  • Tratar lesiones articulares. Muchos deportistas lo utilizan para tratar lesiones físicas como esguinces de tobillos. Se infiltra esta sustancia de forma progresiva y la recuperación es muchísimo más rápida.
  • Prevenir el desgaste natural. El consumo de esta sustancia previene el desgaste natural de los cartílagos y los fortalece a la par que fortalece las articulaciones.

Contraindicaciones del ácido hialurónico

Las contraindicaciones son muy escasas puesto que esta sustancia la produce el organismo. Sin embargo, un 3 % de las personas que se han sometido a tratamientos con esta sustancia han presentado efectos adversos, entre ellos: irritación de la piel, enrojecimiento, dolor y sensibilidad en el área.

No obstante, estos efectos solo suelen durar unas cuantas horas y desaparecer sin causar ningún efecto en la salud de la persona. Lo más importante es que si se observa que los síntomas no desaparecen se consulte al especialista.

¿Qué tipo de personas no deben realizarse un tratamiento con ácido hialurónico?

Casi todas las personas pueden someterse a un tratamiento estético o médico basado en esta sustancia, sin embargo, hay una contraindicación clara para personas que padezcan alergias cutáneas severas, pues su organismo podría reaccionar de forma inesperada.

Tampoco se recomienda su uso en mujeres embarazadas o aquellas que se encuentren el periodo de lactancia, ni en personas que tengan lesiones inflamatorias en la piel.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba